Almacenamiento en red

Sistemas de almacenamiento centralizado en red (network storage)con tecnología propia.

Stackscale ofrece dos tipos de almacenamiento en red: Flash que garantiza máximo rendimiento y mínima latencia en todo momento, e Híbrido que presenta un excelente balance entre prestaciones, garantías y precio.

zScale Flash Premium

Este tipo de almacenamiento está pensado para proporcionar un alto rendimiento en IOPS y ancho de banda ante cualquier circunstancia, además de muy bajas latencias. Dicho de otra forma, está diseñado para que el almacenamiento no se convierte en el cuello de botella del sistema en ningún caso.

zScale Hybrid Plus

El almacenamiento zScale Hybrid Plus combina RAM, discos SAS SSD y discos rotativos SAS, para proporcionar la mejor relación calidad/precio posible para entornos que pueden necesitar de zScale Premium siempre que las necesidades de IOPS no superen los 1.000 por TB asignado.

zScale Hybrid

El almacenamiento zScale Hybrid combina RAM, discos SAS SSD y discos rotativos SAS, para proporcionar la mejor relación calidad/precio posible en entornos que a pesar de requerir una disponibilidad del 100%, no requieren un rendimiento muy elevado constante y garantizado, y pueden permitirse latencias típicas de discos rotativos al solicitar datos que son accedidos con poca frecuencia, comúnmente llamados fríos.

zScale Archive

zScale Archive es una solución altamente competitiva que puede ser utilizada como un almacenamiento secundario para copias de seguridad (backups) o archivo.

Los sistemas zScale Flash Premium están fuertemente sobredimensionados para garantizar un rendimiento espectacular en cualquier circunstancia, evitando el efecto del vecino ruidoso.

 

Stackscale ha desarrollado sus propios sistemas de almacenamiento centralizado en red, basados en entornos altamente disponibles “dual-domain SAS”que toleran el fallo de cualquier dispositivo en el sistema y cuentan con doble controladora activo-activo, y en el sistema de archivos y gestor de volúmenes ampliamente conocido y presente en el sector Enterprise Storage, ZFS.

Stackscale ofrece actualmente dos tipos de almacenamiento con características comunes:

  • Almacenamiento centralizado NAS altamente disponible conectado a través del protocolo NFS, que garantiza una mayor protección de la información frente a otras tecnologías basadas en bloque (iSCSI, FC, …) antes ciertos escenarios de contingencia.
  • Acceso sin cuellos de botella en red gracias al uso de enlaces de 20Gbps en los nodos de computación.
  • Tecnologías de gestión eficiente del almacenamiento: Thin provisioning e Inline compression. Estas tecnologías normalmente están presentes en la mayoría de almacenamientos centralizados, pero los beneficios obtenidos quedan en manos de los proveedores del servicio. En aras de fomentar la transparencia, Stackscale traspasa estos beneficios a sus clientes, consiguiendo que cada 1TB contratado se convierta fácilmente en 3TB y más efectivos.
  • Mantenimientos no disruptivos de la plataforma.
  • Copias de seguridad (Backups) basados en snapshots incluidos, configurados por defecto para tomar una muestra cada 12 horas, reteniendo un máximo de 4. Personalizable a petición de cliente.
  • Replicación completa incluida, sincronizada cada hora e incluyendo copias de seguridad (backups), en sistema totalmente independiente situado en distinta ubicación dentro del mismo área geográfica. Protege la información ante catástrofes que afecten de manera excepcional al sistema de almacenamiento en activo y/o a su entorno físico. Posibilidad de replicación a entornos geográficamente distantes.

zScale está equipado con discos SSD Toshiba con interface SAS que proporcionan dos puertos de 12Gbps e individualmente son capaces de superar 100.000 operaciones de entrada/salida por segundo.