Modelos para despliegue de cloud: Cloud privado, cloud público y cloud híbrido

 21/Jul/2016 -   General
Modelos para despliegue de cloud: Cloud privado, cloud público y cloud híbrido

El concepto de Cloud Computing no es para nada nuevo, antes lo llamábamos simplemente virtualización, pero la llegada del concepto Cloud y la evolución del mismo han hecho que el modelo tradicional de servicios IT cambie de forma radical. Estos cambios conllevan innumerables ventajas y el ritmo de implantación de soluciones en la nube en empresas está creciendo a un ritmo impresionante, en muchos casos, por encima del 20% como publicamos hace tiempo en nuestro blog.

Los modelos de despliegue de cloud pueden ser cloud privado, cloud público o cloud híbrido en función de sus características:

Cloud Privado

Disponer de un cloud privado real garantiza que una empresa dispondrá de recursos de uso exclusivo sobre los que virtualizar su plataforma. Esta exclusividad y garantía de recursos de computación es la que ofrecemos desde Stackscale.

Un cloud privado es comparable a disponer de un centro de datos propio para nuestra empresa, con infraestructura y servidores dedicados propios, pero donde el uso de la virtualización permite dimensionar los servicios en base a nuestra demanda. Muchas veces encontraremos el concepto Cloud DataCenter para hacer referencia a un Cloud Privado. Disponer de un centro de datos virtualizado aporta muchas ventajas a las organizaciones, que se olvidan de la gestión del bare-metal, y les permite agilizar los procesos de provisión y despliegue, así como cierto nivel de elasticidad.

La soluciones de Cloud Privado aportar mayor seguridad a los clientes que se decantan por ellas. No se comparten recursos con otros usuarios, eliminamos los vecinos ruidosos que pueden afectar al rendimiento de nuestra plataforma en otros clouds, podemos conocer de forma real la ubicación de nuestros servidores, tanto geográficamente como físicamente en el centro de datos… entre otras muchas ventajas.

Aunque cuando elegimos un modelo de despliegue basado en cloud privado tendemos a pensar que será mucho más caro, desde Stackscale rompemos ese mito y hacemos que las nubes privadas sean realmente competitivas en costes sin tener que realizar grandes inversiones en hardware, de hecho, el hardware es cosa nuestra. Eliminamos la fuerte inversión inicial en adquisición de equipamiento (CAPEX) y reducimos los costes de su gestión (OPEX). Gracias a la escala de costes que promovemos desde Stackscale es posible el desarrollo de modelos elásticos en Cloud Privado con el sobredimensionamiento previo de la plataforma, y de esta forma, no tenemos que sufrir la sobresuscripción del cloud público.

La evolución tecnológica de las infraestructuras de cloud privado están garantizadas en este caso por el proveedor de servicio que evita el sobrecoste para las empresas que optan por este modelo de despliegue.

Recomendamos las nubes privadas para todo tipo de organizaciones y proyectos, aunque se suelen utilizar en empresas con alta concentración de recursos y sistemas de tecnología, soluciones de comercio electrónico, entidades bancarias, administración pública, proveedores de servicios IT, portales de alto tráfico, y otras empresas donde garantizar la localización de los servidores, optimizar costes y tener exclusividad de uso de su computación son claves.

Una nube privada suele estar alojada en un centro de datos propio del cliente, pero cada vez es menos habitual, ya que las ventajas de un centro de datos especializado aportar mucho más valor. Aun así, las ventajas de utilizar cloud computing son claras ya que podemos aplicar servicios de desbordamiento de carga en otras nubes y desplegar servicios de recuperación de desastres externos (Disaster Recovery).

Cloud Público

Las soluciones de cloud público ofrecen recursos IT sobre infraestructuras compartidas con más clientes. Entre las ventajas que aporta este tipo de soluciones está el modelo de consumo pago por uso, con opciones de elasticidad, pero normalmente con un sobrecoste respecto a soluciones de cloud privado. Es habitual la sobresuscripción en cloud público, de hecho no se oculta que sea así, y los vecinos ruidosos según el proyecto pueden llegar a ser un problema.

Lo ideal es combinar el uso de Cloud Privado y Cloud Público de forma que podemos aprovechar las ventajas de ambos y utilizar este último para picos de demanda puntuales.

Compartir recursos en cloud público suele suponer un importante ahorro de costes para muchos casos respecto a un modelo de Cloud Privado, aunque en Stackscale conseguimos que la mejor opción sea la del Cloud Privado en muchos de los casos.

Cloud Híbrido

Una opción ideal es combinar el uso de Cloud Privado y Cloud Público en lo que conocemos como Cloud Híbrido. Podemos desplegar una infraestructura basada en nube privada en Stackscale y desbordar servicios puntualmente en otras plataformas de Cloud Público si así lo necesitamos.

Es importante controlar algunos puntos que pueden ser críticos en una nube híbrida como son:

  • Seguridad: Debemos controlar el flujo de transferencia de datos en nuestro Cloud Híbrido con el uso de soluciones de cifrado y VPNs.
  • Hypervisor: Es posible que nuestro hypervisor sea diferente en nuestro Cloud Público y Cloud Privado, por lo que debemos utilizar alguna solución para simplificar la interoperabilidad entre ambos.
  • Mejor visión de nuestra plataforma y servicio: Debemos tener clara la visión de como está desplegada nuestra infraestructura en uno o varios centros de datos. Para ello, podemos desarrollar vía API soluciones para controlar este punto o utilizar software de terceros que nos facilite esta gestión.

¿Qué cloud debo elegir?

Existe una solución para cada cliente, pero desde Stackscale creemos que el Cloud Privado o Cloud DataCenter es la mejor solución para cualquier empresa que quiera garantizar el uso de sus recursos de forma exclusiva, y a la vez, optimizar sus costes sin sacrificar la escalabilidad y flexibilidad del cloud computing.